Guía de Estiloslibro.jpg

Este tipo de documento sólo es útil para grandes sitios web o portales donde los cambios son constantes.
El objetivo es establecer unas directrices que permitan conservar el diseño original y mantener la homogeneidad en las diferentes páginas. Además, tiene que facilitar el desarrollo de nuevos contenidos y sus posteriores actualizaciones.

El manual de estilo debe ser ágil y cómodo de usar, nadie quiere encontrarse con un tocho que complique su trabajo. Un índice detallado, ejemplos visuales, listas de elementos…

El contenido del manual variará en función del tipo de proyecto y según el destinatario, algunos elementos básicos serían:
  • Diseñadores: logos, cabeceras, retículas, colores, tipografías, tamaño y estilo de las imágenes…
  • Maquetadores: Además de algunos aspectos del apartado anterior, es importante definir el uso del propio código, estructuras de archivos, pautas de accesibilidad, convenciones a seguir en la escritura propia del código (por ejemplo, comentarios o tabulaciones), etc.
  • Redactores: normas de estilo básicas, uso de titulares, abreviaturas y acrónimos, citas y referencias, titles y keywords…

No hay una norma establecida y dependerá del sitio el alcance del documento, sirva de ejemplo en el que basarse el de la web de la universidad politécnica de Valencia




http://www.scuain.com/blog/?p=45